Limpiador de Pecados.

Es una tarde magnìfica. Como si Monet estuviera pintando el cielo, arrebolando las nubes y difuminando las montañas, con rayos de luz del moribundo sol que a veces pestañea.

El aire fresco, desprende el calor de las paredes y de la tierra. 

Golpea las ramas y el aire se llena del olor del mimbre y el romero.

Alzo las manos……

Levanto la cara y el viento me revuelve el pelo y levanta la falda.

Me trae recuerdos de un viento que corre por las tardes en el pueblo

que vive en el lago Atitlàn. Un viento que le llaman “Limpiador de pecados”..

Caen algunas gotas. Unas del cielo, otras de mis ojos…

                                                    marìa.

Anuncios

Remolino de palabras,

Imagen

Hoy escribo, con la intenciòn de cansar mi cerebro.

Igual que se fatigan los mùsculos si corrieras 10 kilometros.

Què de palabras, ideas, pensamientos…

Infructuosas intentan salir por la garganta a la boca,

por los dedos,

saldrian por los poros si pudieran.

Se irian con el frìo viento que corre allà afuera.

arremolinadas en el rincon o colgadas de los àrboles, 

barridas en un amanecer sereno, harìa una fogata.

Imagen

                                                                                                marìa

Tristeza de tres.

Imagen

Estrujo la sàbana.

La hùmeda almohada,

sofoca el grito.

Lo que algunos llaman alma y otros conciencia

està herida.

En la invisible herida, nada mana.

En mis  ojos, lìquidos salados,

Vuelvo a restañarme los ojos.

!Voy a deslagrimarme!

En el espejo la inquilina muda

observa y tambièn llora.

maria

El grillo y la extraña.

Colgada del cielo, la luna sonriente,

Se alargaron las sombras,

tras las sombras, venìa la noche, cruzando el traspatio,

despertaron las delicadas flores nocturnas del cactus.

En el imperfecto silencio escribo.

Ay grillo, si al menos tocaras otra tonadilla,

como “La Foule”.

¿Porquè habràs elegido mi casa como vivienda?

Y responde :

Mi familia ha vivido aqui, desde antes que existiera

èsto què llamas “casa”.

Y, deberìas ya estar dormida.

Ve y duerme extraña.

Sigilosa, me voy a la cama.

                                                                        marìa

Redenciòn

Imagen

Señor….

He aquì a tu sierva arrepentida.

con vergüenza,

Suplicante…

No supe en què momento me volvì nefanda.

Me olvidè de los hijos,

del hermano, del vecino, del pròjimo.

Soy como una niña pequeña asustada.

!A mis años! Señor..

Si hay tanta gente padeciendo hambre,

guerras, esclavitud, càrcel, desempleo.

Me quejo de que me duele la espalda, el brazo

y el alma..

Que solo come, duerme, no trabaja.

Indigna, inùtil….

Apiadate señor, apaga la vela de mi vida.

Amèn.

                                                         marìa