Güila.

Etimologìa de la palabra. Mèxico. Huilotl. Palabra náhuatl què significa paloma.

La palabra huilotl fuè degenerando. Posiblemente de llamar huilotas a  las palomas ( Zenaida macroura). *

Al ser algo què volaba, se aplicò a los papalotes (En otros lados llamados abilucho,  cometas, barriletes, chichigua, lechuza, pandorga, petaca, pizcucha, volador, volantin, zamura, pipa, papagalo, arraìa,  estel, cachirulo, sierpe, pandorga, pandero, milorcha), con un formato màs corto : Papalote – Huilota -Huila – Güila.

Imagen

Güila.
Significados: Papalote. Artefacto ligero que vuela, para jugar Tambièn significa en forma despectiva. Mujer fàcil.

*La consideraciòn es personal.  Tome con reserva el comentario.

                                                                                     marìa

Anuncios

Acerca de dar y tener.

En la pared hay un cuadro de hombre y mujer bailando tango. Lo comprè en “Caminito”, una bohemia calle llena de pintores y bailarines en Baires. El pintor todo canas què volvì a encontrame mientras tomaba cafè y què se sentò para hablar de sus andanzas en Hollywood, a la señora Mexicana què pensativa habìa pasado buen rato discerniendo entre comprar o no aquel cuadro y què al parecer le parecìa caro. Un aplauso me hizo saber que departìa con Pedro Gulkis, un pintor solitario què tenìa años de no ser visto en èsa parte de la calle de casas azules y verdes. Imagen

 

A un lado hay un dibujo enmarcado de la Iglesia de Nuestra Señora de la Merced. Recuerdo al dibujante, un niño cubano de apenas 10 años, todo risa, que veìa de soslayo la construcciòn, movìendo sus manos agilmente trazando lìneas de colores y plàticando de què si habìa ido acà y acullà para finalmente entregarme la obra santiguandose para su buena suerte.

En una mesa hay un jaguar de madera de balsa què intercambiè por una bolsa en el Usumacinta.

En el patio rocas de “Rosas del desierto”, que costaron sudor y dolor de brazos por trarelos cargando de la Zona del silencio. Un lugar sereno y màgico, donde parece què el cielo se cae en trozos de fuego.

No valdràn mucho, me digo, su valor radica en el esfuerzo en traerlas y en què la regiòn es inhòspita.

Me gustan mis posesiones.

Aunque. ¿Son mìas o yo de ellas?

Recuerdo una charla hace tiempo.  Una de èsas ocasiones en què te da por semi filosofar.

Solo cuando das, las cosas son nuestras.

En tanto no seas capaz de darlas, no son tuyas. Tù eres de ellas.

Recuerdo en aquel momento pensè què efectivamente no era capaz de dar mi auto. Y menos para afirmar què era mìo y no yo de èl.

Asì las cosas, me gusta ver esta colecciòn de recuerdos què no no son mìos, puesto què solo a algunos soy capaz de dar.

Soy de ellos, me digo mientras paso un paño para sacudirles el polvo.

El mismo principio se podrà aplicar al amor, me imagino.

¿Es mio el amor o yo soy de èl?

                                                                             marìa.

Tu; allà, y yo acà.

Imagen

Tu, allà…

Yo, màs allà…

Y en medio el amor.

Cambias el verbo amar en acciòn.

Y tù, allà.

màs allà de razones,

me abrazas y giras

y asì, vestida de besos,

Yo, màs acà..

guardo en los dedos

la memoria de tu cuerpo.

Yo, acà soy hondura…

Tù, màs acà profundo… 

                                                        marìa

 

 

Historia de Pueblo pequeño.

Vivo en un pueblo pequeño. Tan pequeño que a la entrada han puesto un letrero que dice arriba “Bienvenidos” e inmediatamente debajo se lee “Feliz Viaje”.

Antes me gustaba recorrerlo a pie, pero ahora me gusta ir a la tienda què està a 50 metros en auto, cosa què probablemente deje de hacer porquè  estàn instalando una caseta de cobro para usar la autopista què se encuentra a la salida.

Cosas del presidente Municipal.

Imagen

Què por cierto es mi tìo, mi padrino de bautizo, ademàs de ser el ùnico policìa desde  las 2 p.m a las 9 p.m. Hora en què abre la cantina que curiosamente se llama “La Oficina”, hasta las 2.am. en què vuelve a ser Policìa por 30 minutos- Apenas cierra y està en la puerta deteniendo a los què se han tomado varias copas de màs.

Muy pràctico el asunto. ¿No?

Tambièn hay un ladròn. A veces el pobre quiere dejar el oficio porquè cosa què se pierde van a buscarlo a su casa. Un dìa alguièn perdiò “la cordura”. Buscaron, rebuscaron y lo ùnico què encontraron raro fuè un plumero nuevo y una caja de mùsica. Se los llevaron al sin cordura, le pusieron las plumas al sombrero, se lo encasquetaron y le colocaron la caja por dentro del saco. Nadie se acuerda ya de su nombre, de cariño le dicen “el loquito” que trae su mùsica por dentro*.

Una vez los escasos habitantes de Pueblo pequeño acudieron con mi tìo. Es decir, con el Sr. Presidente. !No habìa agua en  las llaves!.  Tres dìas hacìa que ni para lavar los trastes, menos para bañarse.

Mandò llamar a la secretaria, es decir a mi tìa.

¿Porquè no hay agua, Dora?

Porquè està seco el pozo, tendrìamos que traerla desde la parte baja.

– Pues traiganla! Dijo mi tìo.

– Es lejos dijo mi tìa.  habrà que halarla en tuberìa y no nos dejarìa la gravedad.

– Pues encierren a gravedad por desacatarme y dale una multa de 3 salarios mìnimos, rezongò mi tìo.

Ah que mi tìo!!!………..

Nota aclaratoria. Se han mezclado hechos reales y ficticios. Por ejemplo, el pueblo no es tan pequeño, no es mi tio, ni es el Presidente Municipal.                                                                    maria

* Traer la mùsica por dentro. Ser serio o reservado pero alegre en lo interior. Definiciòn del pueblo.

El entierro.

De reojo ojeo el cielo.  Cabalgando en el viento, rasgando sus velos negros.  

Desbordadas e impacientes, vienen bramando las nubes entre luces y truenos.

No, no, que no atronen, me da miedo el trueno.

Desde aquella vez que…

Luego viene el silencio. Se acerca el cortejo.

Dos le vienen cargando. Se nota el esfuerzo en sus hombros. La torpeza que procura ser solemne.

Asì, ya muerta me parece màs pequeña y màs ventruda.

Eso sì, los flancos muy acicalados y recogidos.

Lleva en las manos flores dulces..

Muy seria, como sin pecados o culpas.

Me apena què no lleve acompañantes dolientes.

Nadie què le rece. Que hable de sus logros, de lo buena que era.

!Carajo!

Ni siquiera lleva a alguien que hable mal de ella.

Enarbolo la batuta.  Mis dos manos se extienden de arriba , abajo y hacia afuera.

Tocarè mùsica, no porquè me importe, sino por el don de la vida que ya no tiene.

O Fortuna.
O Fortuna (Oh Fortuna)
velut luna (Como la luna)
statu variabilis (de estado cambiante)
semper crescis (siempre creces)
aut decrescis; (o decreces;)
vita detestabilis (!Vida detestable!)
nunc obdurat (primero oprimes)
et tunc curat (y luego alivias)
ludo mentis aciem, (a tu antojo)
egestatem, (a la pobreza)
potestatem (y a la riqueza)
dissolvit ut glaciem. (los derrites como hielo.)

Sors immanis (Destino mostruoso)
et inanis, (y vacìo)
rota tu volubilis, (tu rueda da vueltas)
status malus, (estado perverso)
vana salus (vano bienestar)
semper dissolubilis, (siempre se disuelve,)
obumbrata (sombrìo)
et velata (y cubierto)
mihi quoque niteris; (me mortificas a mi tambièn;)
nunc per ludum (ahora por fuego)
dorsum nudum (tengo la espalda desnuda)
fero tui sceleris. (por tu maldad.)

Sors salutis (La suerte en la salud)
et virtutis (y en la virtud)
michi nunc contraria, (se han vuelto en contra mìa,)
est affectus (Llevado)
et defectus (y abandonado)
semper in angaria. (siempre esclavizado.)
Hac in hora (A èsta hora)
sine mora (sin demora)
corde pulsum tangite; (toca el latido del corazòn;)
quod per sortem (puesto què el destino)
sternit fortem, (derriba a los fuertes,)
mecum omnes plangite! Lloren todos conmigo!)
Carmina Burana- Carl Orff.
Traducciòn latìn – español.

Aun resuena el eco del timbal  cuando el cortejo fùnebre se aleja.

Del cielo caen tìmidas gotas.

Me pregunto.

¿Habra un paraìso para moscas?

Vuelvo a tomar el periòdico y el cafè.

Entro a casa.

El cielo se ha llenado de plañideras llorosas….

                                                                                     marìa.

 

 

 

 

Mujer dormida. 2 historias y un poema.

 

Àncora.

Cierro los ojos. Te busco en los tiempos del tiempo. Un dolor pequeño y profundo restaña el cuello.

!Cuanto te hechè de menos!

Hueles a cedros y pinos. 

Tu carcajada restalla. “Huelo a cedros y pinos….. ”  

Una calma infinita me envuelve cuando me abrazas,

Al oìdo me cuentas de flores exòticas, de los mares helados.

De barcos sumergidos, de mùsica con cìtara.

En-ti-mismada.

Desaparece el tiempo, la distancia. el espacio.Imagen

El Universo tiene sentido.

Eres mi paz, mi ancla a la cordura.

Mi paraìso terreno.

  Àncora; ancla.

                                                                                  marìa