La Puerta.

Boda. Desierto.

Hay puertas que pareciera que nunca van a abrirse,

què quizàs nunca se abrieron,

tan pesadas y oscuras  con gruesas aldabas

què si dices “Ave Marìa” solo habrà silencio.

Hay puertas joviales donde te ven y puedes verlo todo.

replican la risa, el trino y los platos

Se estremece el vidriado.

Hay puertas huecas,

què temes tocar o cerrar con fuerza

porquè podrian romperse o quedar desalineadas.

Hay puertas que se abren,

puertas que se cierran,

puertas que te llevan a otra puerta,

Puertas que abres con gusto,

puertas que cierras con làgrimas,

Hay puertas falsas, detràs de ella algo hermoso o nada.

Hay puertas y puertas y  puertas…

maria

Anuncios