La pintora.

Ella pinta a veces. La ultima vez que pinto una pared también pinto el piso, las ventanas, los vidrios, la puerta, los muebles, la camiseta, la falda, el cabello, las manos  y la punta de los zapatos.

Cuando escribe, le da por escribir en la tablet, las paredes, en el borde de los libros, las servilletas y en el viento.

Exagerada, le comento.

Pero ella ya no oye, se ha ido sin irse.

Maria

Anuncios