La Puerta.

Boda. Desierto.

Hay puertas que pareciera que nunca van a abrirse,

què quizàs nunca se abrieron,

tan pesadas y oscuras  con gruesas aldabas

què si dices “Ave Marìa” solo habrà silencio.

Hay puertas joviales donde te ven y puedes verlo todo.

replican la risa, el trino y los platos

Se estremece el vidriado.

Hay puertas huecas,

què temes tocar o cerrar con fuerza

porquè podrian romperse o quedar desalineadas.

Hay puertas que se abren,

puertas que se cierran,

puertas que te llevan a otra puerta,

Puertas que abres con gusto,

puertas que cierras con làgrimas,

Hay puertas falsas, detràs de ella algo hermoso o nada.

Hay puertas y puertas y  puertas…

maria

Anuncios

La Playa.

Playa Mahahual. Quintana Roo. Playa paradisiaca.

Veo el mar recostarse en la arena blanca.

Y un sol que le besa la frente antes de irse a dormir.

Veo las bandadas de gaviotas abanicarle el aire..

Canta la tarde su arrullo de palmas

y olas de mar què se abrazan al arrecife para cobijar a los pequeño erizos.

Y me quedo ahi, un rato màs en el regazo de la arena, el mar y  los sueños.

marìa

Dìa de lluvia.

A veces, te derramas como lluvia de verano, sin previo aviso.

La llorera se vuelve entonces un declarado temporal.

Y èse dolor.

!Ay, èse dolor!

Què no sabes donde se siente pero  lo sientes.

Te desbordas en la cama, en el patio, sobre el fogòn de la cocina.

Què frialidad sientes cuando pasa.

Luego, la calma..

La calma cuando no sabes  en què ibas a usar las manos ni el oìdo  sabe què mùsica sonaba.

Heredad.

SAMSUNG CAMERA PICTURES

Nada has de llevarte cuando mueras.

Ni el mejor vestido què te cubre en el lecho del descanso eterno

Ni el beso en la frente, ni el rezo.

Mucho menos la taza del cafè matinal ni el àrbol que mimosa cuidaste.

Ni los hijos,

ni el amor ni las tristezas.

Todo, todo has de dejar.

Es necesario.

El Universo es un reciclar constante,

donde algo termina otra cosa empieza.

Asì, cada cosa tiene algo de polvo estelar y algo de gusano.

Pero, has de cuidar què es lo què dejas, pues dejaràs todo.

Hasta los modales, la forma de ser, tus odios, el ejemplo què diste,

Dejaràs hasta lo què no hiciste incluye en ello la forma de morir.

Eso me dije mientras bebìa el primer cafè y secaba las làgrimas.

Simpleza.

Sierra Madre Oriental. Mexico.

Un rayo de luz vertical entre las nubes,
El charco croante de sapos,
La risa a mitad de una anècdota jocosa,
La mano imantada de la nieta buscando la tuya
en la tormenta de rayos y truenos.
Una limonada con hielos en el atardecer canicular,
El burbujeo del agua luego,
Caer sobre un colchon de hojas para ver estrellas.
Y te quedas dormida tarareando una tonadilla què te lo recuerda.
La felicidad puede ser simple pero es cotidiana.

marìa

Dìa de lluvia.

Juegan los niños con sus barcos de papel a què son piratas en los mares què deja la lluvia.
Rièn y corren calle abajo, cimbrando los cristales con su risa.
Van descalzos y a sus brincos brinca el agua y se aferra a las paredes.
Los pàjaros contagiados vuelan y se persiguen rizando los riachuelos.
Adentro de las casas las cejas empequeñecen y se elevan.
Iba a gritarles.
Iba…
Alguien, no sè quièn me ha ganado el grito.
!Vayan a correr a otro lado!
Y, el silencio viene y se dispersa por habitaciones y patios.
Comprendo el mal què he cometido al alejar la alegrìa què desafìa la prudencia.
Me descalzo y salgo a correr y brincar calle abajo.

Bondad y Maldad.

Imagen

¿Cuanto de bueno hay en ti, en otros, en mi?

Te crees generoso porquè das una moneda,

te conduele la tristeza de un amigo y le abrazas.

Te sientes bueno porquè santiguas a tu hijo cuando sale de casa y te desvelas si enferma.

¿Bastaràn èstas cosas para llamarte bueno?

Es posible què no.

Considero què para llamarte buena persona es necesario no ser malo.

Solo què los Santos son escasos, aunque la mayorìa intentan ser buenas gentes.

Y si tienes un dejo de maldad darte cuenta y sofocarlo.

Supongo què en èste extremo de bondad y maldad hay todo un espectro.

Y sin embargo no serìa justificable 100 actos buenos, por una cosa malvada.

Entonces ser bueno es simplemente què no tengas lo otro.

maria