Hoy, este segundo.

image.jpg Hoy quiero escribir de ahora, de hace horas, minutos, segundos, una letra antes que la que lees.  ¡Oh si! De ese ahora que lo vives y  ya se difuma como espejismo del tiempo, como luz, como gota de agua en arena e intentas retenerlo en la memoria. Y te sabe la tarde a sol adormilado en la hierba, a unos pies doloridos sumergidos en agua caliente. Hueles la naranja fresca y la boca anticipa la acidez.  Y no quieres cerrar los ojos ni soñar  despierto porque sabes que eso es como morirse.  Los pájaros revuelan escandalosos y tu quieres verlo todo.                                                                                               Maria

Bù.

Bùho.

A mi monstruo nunca le gusto estar bajo la cama ni creo què le haya gustado un ropero si lo hubiera tenido.

Le gustaba habitar los àrboles y de vez en vez asustarme.

Mi madre decìa què eran las sombras  y llorè cuando cortaron sus ramas porquè en los verdes veranos se llenaba de pàjaros y delicadas flores àmbar.

Luego un dìa sin decir adiòs se fuè, sabrà Dios a què cielos o calles.

Ha vuelto hace un tanto tiempo y al no encontrar su àrbol està conmigo siempre.

A veces cuando pensativa leo un libro o medito me asusta.

Cabecero de cama. Madera reciclada.

!Bù!

Del sobresalto se cae el làpiz, late el corazòn precipitadamente, las pupilas se dilatan y un grito de; ¿Què, què, què sucede? se me escapa.

Entiendo què no es un monstruo malo y tan callado què olvido què es inseparable.

Quizàs, quizàs lleguè el dìa què deje de asustarme y le mande al patio como a un crìo malcriado.

marìa

Las Dos Hermanas.

Aguila Real

Nacieron cuando empezaban a caer las flores del huizache y  la tibieza del sol levantaba los tallos de la tierra.

Tenìa tanto gusto la vida què renacìa què sobraron los regalos.

Les regalo la suavidad de mi color y textura dijo Coffea  (planta del cafè) y al inclinarse una gota coloreo el pelo.

Labios rosas que huelan a melocotòn dijo el durazno.

Al grito escandaloso de Cynomys (perro de las praderas) que ofrecìa el tono de su piel,  el aguila saliò volando y al movimiento de alas dejò caer màs orgullo de lo que habia tenido a bien regalarles.

El Bùho les diò la dàdiva de verlo todo incluso al derecho y de revès, dijo jocosa.

La lenta tortuga llegò  cuando lloraban de hambre asì què solo alcanzò a decir; Que todos los dones les duren todo los años que vivo.

Fuè asi què las niñas crecieron.

Con el pelo cafè y un toque de amargura.

Los labios rosas aunque ellas habrìan preferido unos rojos como el granado.

Con la piel marròn  què no se cansaban de decir con su voz chillona què habrìa sido mejor tenerla alba u obsidiana.

Tan arrogantes què nunca volvieron a dirigirle la palabra a ninguno de aquellos què les habian dado tanto, excepto a la tortuga porquè los dones iban a durar màs que su vida.

A una le llamaron Envidia y a la otra Ambiciòn..

La misma cosa con distinto nombre.

marìa

Aquellas noches de Show.

Recuerdo aquellas noches de calor agobiante de los veranos de la infancia.
A veces corria el viento en las habitaciones que corrian en las puertas y ventanas abiertas de par en par.
No habìa ventiladores y mucho menos calefacciòn. La mayorìa de las acaloradas noches no habìa luz. Solo estrellas colgando del cielo y una luna que a veces eras llena y terminaba menguando.
Detestaba tener sed o ir al tocador y aprendi a controlar tales necesidades, pero habìa noches que habìa electricidad y al encender la bombilla el show empezaba en la cocina.
En sincronizado vuelo se lanzaban volando formando una estrella y en espiral descendian hasta el suelo.
Las equilibristas recorrrian el borde de la taza de cristal intentanto la suerte de probar la leche sin quedar atrapadas.
Se notaba a las novatas que aprendian a escalar la pared vertical metalizada del refrigerador y caian para volverlo a intentar bajo la estricta direcciòn de aquella què habìa alcanzado la cima y asomaba desde lo alto sus antenas.
Y èsa habilidad mayor què tenìan puesto que eran capaces de caber en los màs diminutos epacios y practicamente ser invisibles en el dìa.
Los años han pasado y aunque la luz queda encendida toda las noches no les he vuelto a ver.
Se habràn retirado a un bodevil de luces policròmicas, quizas sus patas estèn artròsicas o ahora esperan a que duerma para husmear en el ordenador.
No sè. Tengo tiempo sin ver cucarachas en casa.
maria

Conocete a ti mismo.

Conocete a ti mismo.

Què sencillez de palabras.

Fàcil de recordarlas.

Simples de decir.

Y sin embargo, significa què has de quitarte cada capa què los años han mezclado para saber

¿Quièn eres?

¿Què deseas?

¿Què sueñas?

¿Cuales son tus defectos? Esto ùltimo sin intentar justificarlos.

¿Cuàntos han sido tus errores?

¿Porquè si te equivocas insisten en seguir repitiendolos?

¿Cuanto daño haces siendo asi?

¿Porquè no cambias?

Lo sabes. Es difìcil, doloroso y el camino para hacerlo largo.

Quisiera ir al Psicòlogo què te diera 5 tips, 2 sermones y entonces saldrìas a cambiar tu vida.

Te asusta saberlo. Quisieras solo saber de tus virtudes para dejar de lado èsa parte soez, vulgar,enojada, triste y anodina què tambièn eres.

Empeza ya. Sè tu propio confesor…. Dilo.

Amor Apache. Reivindicando el clichè.

Imagen

Tomado de: http://earth-age.blogspot.mx/2011/07/blog-post_2275.html

Hace unos dìas, en la ùltima sesion de Terapia he mencionado algunas 3 veces: “Lo de ellos era un amor Apache” y es tarea reflexiònar sobre el tema.

Estoy en ello ahora mismo, mientras se enfrìa el cafè, se dispera el humo y la cadencia del buzuki del Sirtaki envuelve la velada.

¿Què entiendo por Amor Apache?

Una relaciòn de pareja duradera donde coexiste amor y odio.

¿En otras palabras?

Una relacion entre dos personas  donde hay cariño, besos, abrazos y violencia  fisica, verbal o mental en màs de una ocasiòn.

¿Entonces si Ud. se enfadò esta mañana porquè  èl no la oyò por leer el periòdico y ahora quiere què la abracen es Amor Apache?

No. Para què pueda caer en el clichè debe existir una brecha  profunda entre afecto y repulsiòn y ser repetitivo en el tiempo.

Tambièn creo què agregarè què el resultado de tal situaciòn tendrìa que dejar una emociòn desagradable en al menos uno de los involucrados.

¿Como saber si Ud. es parte de un Amor Apache?

Si ha sucedido una vez considere que se ha equivocado de pareja.

Si le ha sucedido 2 veces ambos necesitan Psicoterapia.

Le ha pasado 3 veces. A usted le gusta o no sabe como salir de la relaciòn. Su amor es Apache.

¿Los Apaches amaràn de èsta forma?

El Pueblo Ndee, seminòmadas hay quienes suguieren què venian de Mongolia, agricultores,  excelentes cazadores,  pescadores, fieros guerreros què se resistian al sometimiento y eran capaces de atacar a otros grupos indìgenas a su paso  basan su sociedad en el matriarcado.

Se permite la poligamia si son capaces del sostèn de otras esposas, las mujeres  pueden dar su opinion, separarse y llevarse a sus hijos, los cuales son aceptados como un tesoro  en la nueva familia (Esta actitud persiste hasta nuestros dìas entre los Tarahumaras, descendientes de apaches)  incluso en hijos de piel, ojos o cabello claro  u obscuro, a quienes coloquialmente se les llama cachirules, consideran un orgullo tener muchos hijos y hay un respeto por la naturaleza y los integrantes de su tribu, sobre todo las mujeres.

Fueron llamados Apaches por otros grupos indìgenas quiènes al referirse a ellos decìan “enemigo”, què es lo què significa la palabra.

¿Porquè entonces llamamos a èse amor masoquista Apache?

Habrìa què imaginar a un indìgena con la cara pintada, con plumas, gritando a lomos de caballo con hacha en mano destruyendo e incendiando o solo cazando un venado para darse una idea del terror què provocaba entre Españoles e Ingleses colonizadores.

Supusieron quizàs què se comportaban igual en sus el grupo familiar ya què preferian la individualidad de la familia a la tribu.

Quizàs veian a sus mujeres tan tranquilas, muy trabajadoras, con su falda corta en sus cuerpos delgados, con aspecto de fragilidad y solas en  sus casas temporales recolectando, preparando pieles… Debiò parecerles sumisas.

¿Habrìa què cambiar el nombre de Amor Apache?

Pues si. Habrìa de llamarse. Amor Europeo del Medioevo.

Es decir, las mujeres del 1450 aproximadamente no tenìan voz ni voto. No podian elegir marido. Podian ser asesinadas si eran infieles, ser recluidas a un convento, ni què decir si tenìan un hijo fuera de matrimonio o relacionarse con otro grupo ètnico del entorno. No podian quedarse solas, vivir solas, quejarse del esposo.

Si el indìgena apache la hubiera visto habrìa dicho. Demasiada ropa,  muy fràgil, no resiste caminar, ni el frìo, no podrìa tener varios hijos, no tolera el sol, no opina….. 

Pero, esto es solo la interpretaciòn personal què podrìa ser equìvoca , sin rencores y sin afàn de ofender a Europa. 

Antes de cerrar la nota les comento què el acento de voz de donde vivo què es el Norte de Mèxico que llamamos acento” golpeado”, tiene què ver con la entonaciòn a las palabras de los Apaches què vivian por èsta zona.

un saludo.

                                                                                                              marìa

La Plaza.

Imagen

Eres un retacito de plaza, arrinconada entre casas y vetas calizas.

Te guardan  como relicario la Ermita en la parte alta

y la iglesia de Santiago  a un lado.

Aqui, se detienen los pasos y  bajo los àrboles se cobijan del sol los andantes.

Te extiendes de dìa como pañuelo para el cansado, para el vagabundo,

para el niño que corre con un globo y un helado, para el què lee, para el què quiera devolver el tiempo.

De noche se encienden las luces y las escalinatas se llenan de besos, de susurros, de abarzos, de te quiero, te espero,  vamos a casarnos, quèdate, no te vayas..

Y al recuerdo  se sonrojan las paredes, los geranios y pasillos.

Quèdate asì, no cambies mucho, me gusta imaginarte con ecos de devotos rezos, de pasos lentos, de campanas y de besos.

                                                                                                      marìa